Categorías
Periféricos Tutoriales

Deja impecable el teclado de tu PC con estos trucos

Si hay un periférico que realmente se llega a ensuciar con su uso, ese ese el teclado. Las múltiples horas que pasamos usándolo y la cantidad de actividades que realizamos teniéndolo delante, suelen dejar su sucia imprenta en él. Así que, en este artículo vamos a ver cómo podemos limpiarlo, para que vuelva a quedar limpio y reluciente como cuando lo sacaste de la caja por primera vez.

El sudor de tus manos y sus dedos. La grasa de las patatas fritas que te estás comiendo. El polvo de tu habitación. Todas estas cosas acaban depositándose sobre el teclado de tu PC, lo queramos o no. Es por eso que se considera que este periférico es uno de los que más se ensucian con el uso diario que hacemos de él.
Sí, es verdad que siempre podemos cubrirlo con un trapo para evitar que se deposite polvo sobre él. Pero, a la hora de la verdad, esto solo soluciona (parcialmente) una de las múltiples fuentes de suciedad que acaban adhiriéndose a sus teclas o cuerpo.

Tener un teclado sucio, no solo da una imagen pésima de como tratas a tu equipo (si tienes así el teclado, cómo tendrás el interior del mismo). También es una fuente de gérmenes. Pero, aparte de lo anterior, puede hacer que las teclas no realicen bien su función, lo que puede llevar a que nos resulte más complicado escribir o jugar con él.

Limpiar el teclado es una tarea delicada

Limpiar el teclado de la manera correcta es una tarea que os va a llevar cierto tiempo, dado que no es cuestión de pasarle un trapo por encima y ya está. No, para hacerlo bien, hay que realizar una serie de pasos, en los que vais a tener que invertir bastante tiempo. Comencemos.

  • Antes de empezar, hazle una foto a tu teclado, que te va a servir de referencia más adelante.
  • Desconecta el teclado del PC. Dado que vamos a tener que usar líquidos para limpiar el teclado, es imprescindible que este esté desconectado de nuestro PC. Así nos ahorraremos desagradables sorpresas si el líquido llega hasta los contactos eléctricos de las teclas.
  • Consigue una herramienta para quitar las teclas y desmóntalas. La suciedad se suele acumular siempre en los rincones más inaccesibles. En el teclado, estos rincones suelen ser la zona inferior de las teclas y entre ellas. Por tanto, será necesario que las quitéis del teclado.

Al quitar las teclas, tened mucho cuidado (los usuarios de teclados mecánicos) de no llevaros detrás también el interruptor mecánico al que están sujetas.

  • Para limpiar las teclas, tenéis dos opciones: dejarlas sumergidas durante un par de horas en un recipiente con agua tibia y algo de jabón, o bien, limpiarlas con alcohol isopropílico. El segundo método es el más rápido, dado que solo tendréis que humedecer un trapo con este tipo de alcohol y frotar las teclas hasta que eliminemos todos los restos de suciedad.
  • Una vez estén limpias las teclas, es el momento de limpiar el hueco que hay debajo de ellas. Para este menester, podemos usar un buen pincel o un bote de aire comprimido. También es recomendable hacerlo con el teclado puesto boca abajo, de manera que la suciedad caiga al suelo y no se nos desparrame por encima de nuestro escritorio.
  • Para limpiar la superficie del teclado, también necesitaremos usar el alcohol isopropílico. En este caso, humedeceremos un trapo con unas gotas y frotaremos toda la superficie con este producto. Tened cuidado a la hora de realizar este paso, para que no entre líquido en contacto con los contactos eléctricos de los interruptores, especialmente en el caso de los teclados mecánicos.
  • Por último, ya solo nos queda volver a montar las teclas, tal y como estaban originalmente (de ahí que os hayamos comentado el obtener una foto previa).

Otros métodos no permiten obtener un resultado final tan bueno

El método que os hemos descrito os va a permitir dejar el teclado impoluto. Tal y como estaba la primera vez que lo sacasteis de su caja. Sin embargo, también hay otros métodos que, si bien no permiten obtener estos mismos resultados, os pueden servir si vuestro teclado no está tan sucio.

  • Usar una aspiradora de teclado. Este método puede estar bien si sois de comer encima del teclado, donde se van a depositar los restos de comida. Lo malo es que la grasa no se elimina de las teclas.
  • Pasar un paño humedecido con alcohol isopropílico por encima de las teclas puede ser un buen remedio si el teclado no está excesivamente sucio.
  • Usar un cepillo entre las teclas, aunque la mayor parte de las veces, eso no va a eliminar la suciedad que se acumula bajo ellas.

Por Dreadnought

Administrador Dread's PCs & Hardware. Amante del hardware y del montaje de ordenadores personales. También amante de mi mujer, su crío y nuestras mascotas.

Deja una respuesta