Categorías
Aprende de hardware Procesadores Tarjetas gráficas

Qué es el TDP de la CPU o de la tarjeta gráfica

A la hora de comprar un componente como el procesador o la tarjeta gráfica, uno de los datos en lo que más nos solemos fijar es en el TDP de dicho componente. Sin embargo, muchos lo hacen por la razón equivocada. Por ello, en este artículo vamos a ver qué significa este parámetro y por qué es importante para nuestro sistema.

Todos los componentes de un PC que son alimentados por una corriente eléctrica generan calor. Este es un principio de la física que no puede ser evitado de ninguna manera. Siempre podremos tomar medidas para que este calor sea mayor o menor, pero siempre va a estar presente en todos los componentes.
Pero hay componentes que se calientan bastante más que el resto de los que forman parte de nuestro equipo. Por ejemplo, tanto nuestro procesador como nuestra tarjeta gráfica dedicada siempre se calentarán bastante más que el resto de componentes. Es por ello que suelen ser los que utilizan unos sistemas de refrigeración más avanzados.

TDP CPU

Las siglas TDP significan Thermal Design Power y ya nos dan una idea de a qué se refiere este parámetro. Es decir, es la cantidad de calor que genera el componente cuando está funcionando al 100% de su rendimiento. Por tanto, cuanto mayor es el TDP de un componente, más podemos esperar que se caliente cuando esté en funcionamiento.

El TDP no es el consumo del componente

Durante muchos años, los usuarios hemos confundido el TDP con el consumo del componente, especialmente en lo que respecta a la CPU o a la GPU de la tarjeta gráfica. Y es verdad que, antiguamente este parámetro, en los procesadores Intel Core hasta la 6ª Generación, ambos parámetros coincidían más o menos. Sin embargo, pasada dicha generación, los procesadores de Intel han comenzado a consumir bastante más que el TDP que anuncian.
Por otro lado, este parámetro nunca ha coincidido con el consumo en los procesadores de AMD.

En cuanto a las tarjetas gráficas, para ellas hay parámetros específicos que hacen referencia al consumo de estas. En el caso de NVIDIA, se trata del TGP o Total Graphics Power, mientras que, en el caso de AMD, se trata del TBP o Total Board Power.

Conociendo el calor que disipa un componente podremos elegir mejor su refrigeración

La principal función de conocer el TDP de un componente nos va a servir, principalmente, a la hora de elegir el tipo de refrigeración más adecuado para él.
Por ejemplo, un procesador con una generación de calor muy baja (como 35 W), podría necesitar tan solo un disipador pasivo para poder funcionar perfectamente. Modelos con este parámetro más elevado, como 65 W (que suelen ser casi todos los procesadores normales de la gama media) no necesitan disipadores muy aparatosos y/o caros para poder funcionar bien.

TDP GPU

Pero, cuando ya nos movemos con modelos de 95 o más vatios de potencia calorífica, es el momento de empezar a pensar en disipadores de los grandes. O, en su defecto, en refrigeraciones líquidas, ya sean de tipo AIO o personalizadas.

También, este parámetro nos debe orientar a la hora de elegir la caja donde instalaremos nuestros componentes. Equipos que tengan 35 W para el procesador pueden montarse en cajas pequeñas o con refrigeración no muy buena. Por contra, equipos con componentes con un TDP elevado van a necesitar cajas en las que prime la ventilación, para evitar que se nos tuesten los componentes que hayamos instalado.

Por Dreadnought

Administrador Dread's PCs & Hardware. Amante del hardware y del montaje de ordenadores personales. También amante de mi mujer, su crío y nuestras mascotas.

Deja una respuesta